páginas

domingo, 7 de diciembre de 2014

¿Cómo empieza todo?

Con el hecho de vivir sola y aumentar gastos (alquiler, luz, agua, internet) empiezo a gestionar mejor mi dinero y me doy cuenta de que parte de mi dinero se va en compras estúpidas. Por ejemplo, ropa barata comprada en rebajas que cuelga en el armario y que solo me he puesto una vez.

Con una conversación. Una amiga que m comentó que con el dinero que iba a reunir en Navidad estaba pensando en comprarse una mochila. Supongo que planea muy bien con qué se gasta su dinero. Yo me la hubiera comprado hace tiempo y a día de hoy ya tendría viente más.... mal.

Con la ropa de segunda mano. La ropa que venden las grandes superficies es una mierda, literal, se estropea enseguida y no hablemos de las condiciones laborales de los que las fabrican. Comprar ropa de segunda mano es mucho más económico y además reutilizas las prendas, les das una segunda vida.

Con ver que algo que te cuesta 20€ en temporada y que luego te puede llegar a costar 5€ en rebajas. Nos toman el pelo.

Con la obsesión por tener ropa nueva. Culpa del consumo basura: cada semana hay algo nuevo en las tiendas, te sientes desfasado y te hacen creer que necesitas comprar más (no es que lo piense yo, es que son sus técnicas comerciales).

Con ver que gran parte de la gente disfruta de su tiempo libre en centros comerciales, consumiendo, comprando sin necesidad y que no hacemos nada con nuestro tiempo, no producimos nada.

Con ver que el capitalismo está acabando con el planeta y con nuestra sociedad.

No hay comentarios: