páginas

martes, 27 de octubre de 2015

Cero en conducta.

 

"Cero en conducta" (1999, Adam Rifkin). La última peli de adolescentes que he visto. Cuatro estudiantes de instituto pierden las entradas para ver a Kiss en Detroit y empieza una cuenta atrás para volver a conseguir las entradas. Desde rescatar a uno de los amigos de un internado, hacer un strip-tease para conseguir dinero, colarse en el backstage, etc.

Una peli muy sencilla a nivel de guión, porque sigue totalmente la estructura clásica de puntos de giro, cuenta atrás, etc.

Pero a mi lo que me ha llamado la atención es que no hay ningún film, o por lo menos no de tan fácil alcance, de cuatro chicas adolescentes que hagan lo mismo: intentar conseguir unas entradas para un concierto de Kiss, dando palizas, haciendo stripteases, robando un coche, recogiendo a un tio en la carretera y meterse con el por ser una "zorra", en sentido inversio, cómo se diría, ¿un "chulo"?

A ver, si las pelis de adolescentes sólo van de animadoras y gilipolleces varias, y no hay ninguna peli de cuatro chicas que en 24 horas hagan lo impensable para conseguir entradas de Kiss... ¿qué ejemplos de mierda tenemos las mujeres? ¿qué no somos capaces de todo por lo que queremos? ¿que sólo estamos preocupadas por la ropa, por los chicos, y no nos puede gustar un grupo de rock?

Yo creo que coges este guión, lo escribes simplemente cambiando el sexo de los protagonistas, y sería un escándalo aún hoy en 2015, es asqueroso.

Pienso en "We are the best!", la peli sobre unas adolescentes punks, que sería un poco el ejemplo. En la peli ellas tienen que aguantar que les pregunten si son niños o niñas, que les digan que son las más feas, etc... :(

No hay comentarios: